Caña al mono que es de goma

El mono nada tiene que ver con los primates y sin embargo te obliga a sentir la necesidad hacer el chimpance (ya me gustaría a mi) en la vertical con una frecuencia pocas veces satisfacible.
Según un estudio de campo realizado de modo completamente subjetivo por un servidor en base a la experiencia de un único sujeto, o sea yo, el mono tiene curiosas formas de manifestarse y desenvolverse.
Cuando uno sólo puede escalar días contados, es decir, una o dos veces al mes, comprueba como el mono va estrechamente ligado a los días posteriores a la escalada. La piedra se echa en falta justo después de haberla practicado, lo cual demuestra que la sensación de fanatismo típica del mundillo del climb tiene relación directa con las endorfinas segregadas en la vertical. A los cuatro o cinco días de haber estado escalando y siempre que uno no vuelva a escalar, el mono se difumina al tiempo que la adrenalina segregada en la tapia es absorbida por el cuerpo. Tras más de una semana sin escalar uno empieza a olvidar la necesidad imperiosa de los días inmediatos a la escalada. Y a las dos semanas aquella sensación se ha convertido en un recuerdo agradable. Has pasado el mono y podrías tirarte meses sin salir. Con los libros, las fotos, los foros y los blogs, tienes suficiente. Bueno, con eso y con un par de sesiones de plafón a la semana!
Pero eso no cuenta, es puro gimnasio. Te satisface igual que los steps a las señoritas de buen ver de la cale Santaló. Mantienes el culito en sus sitio, desconectas, sudas un poco y estás con los compis-bows’n kauks.
Sin embargo, a los dos días de escalar la cosa se pone muy malita. El mono te martillea la cabeza una y otra vez y es entonces cuando empiezas a hacer cosas raras. Ojeas libros y revistas obsesivamente en busca de “el proyecto”, escrutas fotos de tapias para decidir dónde perder el tiempo con el burilador la próxima vez; ordenas minucionsamente tu más que preciado material de escalada; vas de compras, aunque sólo sea porqué necesitas un par de metros de cordino del cuatro para enlazar unos pitones; prácticas sesiones de bricolage casero fabricándote plomos, falcas y demás utensilios; coses cosas; te haces inventos que alguien tendría que patentar; areglas el alien rojo, que está roto, y algún día decides que no puedes aguantarlo más y te fabricas un A-algo en el balcón de tu casa de mierda en tu ciudad de mierda.
Pero todo eso es bueno. Mantiene el deseo. Te mantiene despierto.
No obstante, cuando se satisface al mono excesivamente, aunque siempre hay excepciones, muchos corremos el riesgo de “aburrir” las tapias. Te pasas una temporada escalando y siempre llega el día en el cual empiezas a preguntarte ¿Qué coño estoy haciendo?
La escalada, dirán algunos, es como todo. La cantidad abasalla, la asiduidad le quita su valor primigenio. Te he visto tanto la cara que cuando la miro ya no me dice nada.
Está bién tenerlo en cuenta, porqué independientemente de los proyectos que abordes y de las satisfacciones inherentes a esos proyectos, nada hay como añorar la vertical para luego saber disfrutarla.
El mono es de goma, es maleable. Le puedes pillar el tranquillo. Hay que alimentarlo lo justo y no engordarlo porqué es como un crío: caprichoso. Dale todo lo que te pide y dejará de darte lo que le puides tu: satisfacciones.
El mono es de goma, o sea que es mejor darle caña y tenerlo bién atadito, que no se nos escape y siga torturandonos un día tras otro, que en eso está la gracia.
Nota: Se aceptan sugerencias y todo tipo de comentarios en base a la experiencia, sobretodo de los escaladores con más años en la mochila. También, de fanáticos auténticos. De esos que ni os habeis cansado ni os cansais nunca. Mi más sincera admiración, bows.

6 garlantes:

Edu B { 24/11/08 15:02 }
Trigas massa entre post i post però com dius "la cantidad tb abasalla".

Algo podria dir però "tengo la cabesa un poco pallà".

A part, ho dius tot prou i ben clar.
Tranki { 24/11/08 15:55 }
Yo soy el MONO, el mio mismo..

Cansar-se de quèèèè?

És com dir que EL DINERU NO FA LA FALISITAT...joermekagonlaputa, això serà per qui en té notejode!!!

TEMPS, em manca TEMPS, no de una vida, ni de dos, ni de tres....em calen SEGLES per poder treure'm el mono d'una vegada...i crecq ue en realitat la final el paio se n'aniria a trepar amb mi de tant fanàtic que es posaria.

bowq ue portava due setmanes NONSTOPCLIMBING THE ELECROFRIKI+ELECTROPEDAL i la veritat es que amb tres anys més encara no me n'hauria cansat...

vivalavida...

PD: Doctor doctor..no sé que em passa..a veces veo pasos...

TRAnki
Anònim { 24/11/08 16:24 }
Dons, a mi em passa com a l'amic TRAnki, em falta mooolt de TEMPS i els principals "problemes" es compaginar les arts escalatories amb la vida familiar amb nens molt petits i sobreviure a l'intent, que no es poc.

Salut i aupa per tots els projectes !!
Ramon SolsoClimb { 27/11/08 13:55 }
pos la meva sort es q només faig bloc i tàpia, els projectes d bloc s'on per treure el mono, aqueslla ansietat q tots coneixem i no ens dixa pensar amb altre cosa, els projectes de tàpia són aquells q realment m'omlpen, pocs a l'any, pero valen la pena per seguir cabilant on puc nar a fer mal.

de fet, mai havia dixat d'escalar mes de 3 o 4 dies seguits, i ara, per situacions de la vida, he escalat 1 dia en els 2 darerrs mesos. pos podeu creure q em fa fins pal tornar-mi ha posar? aquella mandra d: hauré d tornar a començar? se m'obriran els dits a la 1º de canvi, iem cagaré als calçotets quan tingui l'amic gaire lluny dels peus?

crec q l q determina el MONO, són les circumstàncies q no et dixen escalar. si bé és q has trobat una parella o un crio, pos de puta mare i el fanatisme va minvant, ha, com et fotis una talega i et trenkis la cama, prepara't per aixugar-ter les mans, no les tindrás seques en la puta vida bou.

salut i molta merda
Anònim { 28/11/08 10:47 }
De acuerdo en casi todo. Pero lo de que cuando pasan los días se diluye el mono, no va conmigo.
Esto, y todas la necesidades vitales, tienen aquel punto de que unas veces necesitas hartarte y otras con un poco basta, pero siempre presentes, como la alimentación diaria.

Josep Rigol
Bullarolas { 29/11/08 12:18 }
Aquesta vegada estimaré a Telefónica almenys durant uns anys de forma incondicional. Aquests dies he estat liadet i sense Interné. Ha estat enxufar el monopuerto i patapam! tot funciona a la primera. Un Miracle????

Amén.

Trank! precisament tenia al cap bows com ara vos... doctor, doctor, mestoy quitando, de verdas que mestoy quitando...

Anònim, la family absorveix lo seu, però qui voldria tornar a tenir 18 anys !)

Solso, haig de reconèixer que em passa alguna cosa semblant al que expliques. El bo és que cadascú ho viu d'una manera diferent. M'he tirat 6 anys d'aturada voluntària per/entre una mala experiència i un bodorrio. Gràcies a una casualitat absolutament atzarosa vaig tornar-hi (acompanyava un amic que ho volia provar). Va ser com tornar a néixer.

Josep, no crec que ens poguem arribar a curar mai del tot. Molt bona la comparació amb les necessitats vitals! La gana no et deixa mai tranquil. Tard o d'hora li has de fotre queixelada.

Salut!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...